Somos un centro de rehabilitación integral especializado en patología neurológica, trastornos del neurodesarrollo y atención infanto-juvenil. Nuestro equipo está formado por las especialidades de neurología, fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia, neuropsicología, psicología y psicopedagogía.

ÁREAS ASISTENCIALES

ÁREA DE ADULTOS

Conoce nuestro centro asistencial privado en régimen ambulatorio. 

Orientado a la rehabilitación integral de pacientes con afectación neurológica.

ÁREA INFANTO – JUVENIL

Nos preocupamos del bienestar de tu hijo desde el nacimiento hasta la adolescencia. Conoce nuestra Unidad del Neurodesarrollo infantojuvenil orientada al acompañamiento cognitivo, comunicación y lenguaje, emocional, conductual y socioafectivo de tu hijo/a. 

NUESTRA METODOLOGÍA

Una lesión del sistema nervioso puede cursar con afectaciones a varios niveles, es por ello que la mirada multidisciplinar es fundamental. Cada lesión es diferente, cada persona tiene unas características idiosincrásicas, y para conseguir mayor eficacia es necesario diseñar un tratamiento personalizado basado en una exploración inicial completa y realizar un correcto seguimiento del tratamiento con evaluaciones periódicas. Todas las sesiones son individualizadas y la duración en pacientes adultos es de 1 hora y en infancia 45 minutos. Las sesiones de fisioterapia traumatológica podrán ser de 30 minutos o 1 hora.

CONOCE NUESTRA HISTORIA

El SIRN (Servicio Integral de rehabilitación Neurológica) nace en el año 1998 como una pequeña sociedad entre cuatro amigos, fruto del interés común para trabajar y ayudar a personas con afectación neurológica. Con el paso del tiempo, esta pequeña sociedad ha crecido para convertirse en un centro de rehabilitación interdisciplinar en el que trabajan más de 20 personas y que está ubicado en la ciudad de Barcelona.

Desde su creación, sirn ha experimentado una evolución constante; ampliando y mejorando las instalaciones, servicios de terapia, implementado nuevas tecnologías y métodos, aprendiendo día a día de los pacientes y de sus familias, pero siempre manteniendo intacto el espíritu y el objetivo inicial: trabajar por y para las personas.